Tasación de vivienda antes de contrato arras

¿Se puede tasar una casa antes del contrato de arras?

La tasación de la vivienda antes firmar un contrato de arras es un requisito previo que debemos valorar positivamente antes de continuar en el proceso de compra de la vivienda.

Es habitual que lo clientes empiecen solicitando una nota simple del inmueble que desean adquirir, pero posteriormente esperan a la tasación solicitada por su banco.

No es la mejor opción, y te contaremos el porqué.

Al iniciar la búsqueda seguramente te encontrarás con varias viviendas favoritas, y aprender cómo las valora un tasador te ayudará a decantarte por la mejor de ellas.

Aprende las claves para obtener la mejor tasación de vivienda antes del contrato de arras.

Generalmente, el valor de tasación del inmueble determinará el importe máximo de hipoteca que puedes conseguir como comprador.

Si nuestra intención es solicitar una hipoteca a alguna entidad financiera para adquirir la vivienda en la que estamos interesados, y deseamos hacer la reserva mediante un contrato de arras, deberíamos antes, definir nuestra capacidad económica.

Conviene saber que la mayoría de los bancos están otorgando una financiación que oscila entre el 70% – 80% de la tasación, en algunos casos el 90% si el perfil del cliente lo permite.

Contar con ahorros que cubran un 20%-30% de la operación es lo indicado en estos casos.

La tasación de la vivienda como paso previo antes de firmar un contrato de arras.

La tasación de la vivienda nos va a ayudar, antes de la firma del contrato de arras, a fijar un punto de negociación con el vendedor, dado que nos facilita un precio realista sujeto al valor de mercado del inmueble.

Un precio ajustado al mercado garantiza el interés de compradores. Al mismo tiempo, otorga seguridad a los clientes interesados en la vivienda.

Estos son los aspectos que valora la tasación, y es bueno que los tengas claros antes de firmar un contrato de arras. Conocerlos te va a ayudar a definir bien el valor de tu posible compra.

Conoce las características que incrementan el valor: ¿qué debes valorar si estás en el proceso de compra?

La tasación inmobiliaria es un informe que refleja la oferta, la demanda, las condiciones e infraestructuras del barrio, entre otros factores, para determinar el precio del inmueble.

¿Qué valorar?

¿Dónde se ubica la vivienda?

Seguro que ya conoces la zona en la que desea vivir, que has hecho tus indagaciones, y te has elaborado un listado de dos o tres posibles áreas.

Pues debes saber que el valor de una vivienda de características parecidas puede variar según el barrio y la calle donde se ubique. Por ejemplo, el precio de una vivienda en un barrio que está en expansión suele ser menor que en un barrio asentado.

Elegir barrio no es una tarea menor.

Quizá te sea familiar el concepto de gentrificación. Barrios en declive que a partir de la reconstrucción o rehabilitación por aumento de la demanda de espacios comerciales y residenciales se transforman completamente.

Si te lo cuento así no te enteras. Pero quizá recuerdes Chueca, en Madrid, previo a su rehabilitación, y el gran barrio que es en la actualidad, con sus múltiples servicios, espacios culturales y viviendas rehabilitadas.

En Santa Cruz de Tenerife está pasando algo similar con el barrio de El Toscal, con una demanda siempre creciente de vivienda en los últimos años.

Pues bien, uno de los factores más importantes para fijar el precio de tasación será el conjunto de infraestructuras y servicios que rodean a la vivienda: hospitales, zonas comerciales, colegios, acceso al transporte público, y la facilidad para acceder a parques o zonas verdes en un radio cercano al inmueble.

Por el contrario, una vivienda en una zona de ocio nocturno o con mucho tráfico, por ejemplo, le restará valor.

¿Cómo de bien está conservado el edificio? ¿Qué calidad de construcción aporta?

La tasación revisará la calidad de la edificación y sus acabados en fachada y zonas comunes.

Respecto a la vivienda, revisará su legalidad urbanística y su situación registral.

El valor del inmueble crecerá si dispone de servicios comunitarios en buen estado: jardines, piscina comunitaria, garaje y trastero individual.

Por el contra, que el edificio carezca de ascensor es uno de los factores que más devalúa el precio de una vivienda.

Los locales comerciales en los bajos, especialmente si generan ruidos u olores, bajarán la tasación. 

Vamos al interior de la vivienda.

Es uno de los aspectos más importantes. No sólo importan los metros cuadrados, sino su habitabilidad. Se valora el número de habitaciones, baños, el pasillo de acceso, si, por ejemplo, permite una fácil reforma, con una superficie mejor distribuida que ayude a vivir cómodamente en la vivienda.

La calidad de los materiales y acabados puede incrementar hasta el 10% el valor de la vivienda, así que es bueno que empieces a fijarte. Visita la vivienda en momentos del día diferente y presta atención a su acústica, a los ruidos del exterior, y naturalmente a sus acabados.

Si la vivienda es exterior, especialmente si cuenta con terraza o balcón, tendrá por lo general mejor tasación.

La planta en que se encuentre es importante, ya que a medida que es más alta, adquiere mayor valor, sobre todo si se trata de un ático.

Esperamos ayudarte en tu toma de decisiones. En Iurex somos expertos abogados inmobiliarios. Sabremos dar la solución adecuada a tu caso.

Si quieres saber más no te pierdas nuestras publicaciones en Instagram y Linkedin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.